¿Quieres revalorizar tu pensión? Alternativas al plan de pensiones

En el actual contexto económico cada vez son más las personas que buscan alternativas para complementar sus ingresos de jubilación. Entre las opciones más elegidas se encuentran los planes de pensiones, sin embargo, existen otras opciones que pueden ser más rentables y flexibles, como la pensión no contributiva segunda vivienda.

¿Qué es la pensión no contributiva segunda vivienda?

La pensión no contributiva segunda vivienda es una prestación económica que se otorga a personas mayores de 65 años que cumplan con ciertos requisitos, como tener una segunda vivienda en propiedad y no superar determinados límites de renta. 

Esta pensión no necesita de cotizaciones previas, por lo que puede ser una buena opción para aquellas personas que no han cotizado lo suficiente para tener derecho a una pensión contributiva.

¿Cuáles son las ventajas de la pensión no contributiva segunda vivienda?

Las principales ventajas de la pensión no contributiva segunda vivienda son:

  • No necesita de cotizaciones previas: A diferencia de las pensiones contributivas, para acceder a la pensión no contributiva segunda vivienda no es necesario haber cotizado a la Seguridad Social durante un mínimo de años.
  • Es una prestación complementaria: La pensión no contributiva segunda vivienda puede complementarse con otras pensiones, como la pensión de viudedad o la pensión de invalidez.
  • Es una prestación revalorizable: La pensión no contributiva segunda vivienda se revaloriza anualmente de acuerdo con el Índice de Precios al Consumo (IPC).
  • Puede ser una fuente de ingresos pasivos: La pensión no contributiva segunda vivienda puede ser una buena fuente de ingresos pasivos para los mayores de 65 años, lo que les permite disfrutar de una mayor tranquilidad económica.

¿Cuáles son los requisitos para acceder a la pensión no contributiva segunda vivienda?

Para acceder a la pensión no contributiva segunda vivienda es necesario cumplir con los siguientes requisitos:

  • Tener 65 años o más.
  • Ser ciudadano español o residente legal en España.
  • No superar determinados límites de renta.
  • Ser titular de una segunda vivienda en propiedad.
  • La vivienda no debe ser la vivienda habitual del solicitante.

¿Cómo solicitar la pensión no contributiva segunda vivienda?

Puedes solicitar la pensión no contributiva segunda vivienda de manera presencial en las oficinas del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) o a través de la web del INSS.

Otras alternativas al plan de pensiones

Además de la pensión no contributiva segunda vivienda, existen otras alternativas al plan de pensiones que pueden ser de interés para las personas que buscan revalorizar su pensión. Entre estas alternativas se encuentran:

Venta de la segunda vivienda

Vender tu segunda vivienda puede proporcionarte un importante ingreso de dinero de una sola vez, lo cual te puede permitir reinvertir en otras opciones que te aseguren ingresos a largo plazo.

  • Reinversión en fondos de inversión: En los fondos de inversión, lo importante es la rentabilidad a largo plazo, estos pueden traer buenos rendimientos con una gestión profesional de tu dinero. Existen opciones conservadoras, moderadas y agresivas, dependiendo de los riesgo que estas dispuesto a tolerar y objetivos financieros que tienes.
  • Compra de una vivienda más pequeña: Vender tu segunda vivienda para adquirir una propiedad más pequeña y económica te va a permitir liberar capital para mejorar tu calidad de vida o poder invertir.
  • Renta vitalicia: La renta vitalicia te permite vender la nuda propiedad de tu vivienda, recibiendo a cambio una renta vitalicia mensual y conservado el derecho a seguir disfrutando de tu hogar, proporcionando seguridad financiera sin necesidad de preocuparte por la gestión de la propiedad.

Alquiler de la segunda vivienda

Una de las formas más populares y efectivas de revalorizar tu pensión no contributiva es a través del alquiler de tu segunda vivienda. Debido a la cantidad de demanda que hay en el actual mercado inmobiliario es probable que esta sea una de las opciones más elegidas y que puede proporcionar un ingreso pasivo estable.

  • Alquiler a largo plazo: Arrendar tu segunda vivienda por periodos largos puede garantizar un ingreso mensual constante. Esta es una buena opción si prefieres estabilidad y previsibilidad en tus finanzas.
  • Alquiler vacacional: Si tu segunda vivienda se encuentra en una zona turística, el alquiler vacacional puede ser una opción muy rentable. Puedes utilizar las diferentes plataformas que se encuentran por la web para la gestión de este tipo de alquileres. Esta opción puede proporcionar ingresos significativos, especialmente en temporadas altas.
  • Alquiler por habitaciones: Alquilar habitaciones individuales puede ser otra manera de generar ingresos adicionales si es que no necesitas de toda la vivienda. Esta opción es muy utilizada en las grandes ciudades.

Inversión en bienes raíces

Si ninguna de las anteriores opciones no te convencen, puedes invertir en otros bienes raíces. Diversificar tu portafolio inmobiliario puede generar múltiples fuentes de ingresos.

  • Propiedades comerciales: Estos inmuebles suelen tener contratos de alquiler a largo plazo y pueden generar ingresos más altos que las viviendas residenciales. Es por esto que, invertir en locales comerciales puede ser una opción rentable.
  • Inmuebles en desarrollo: Participar en proyectos de desarrollo inmobiliario puede ofrecer altos rendimientos, aunque también implica mayor riesgo. Esta opción es ideal si estás dispuesto a esperar un tiempo para ver resultados.
  • Crowdfunding inmobiliario: Esta es una opción accesible ya que te permite participar en proyectos más grandes con una inversión inicial menor. El crowdfunding permite que los inversores distribuyan su capital en múltiples propiedades, regiones o clases de activos, reduciendo los riesgos.

Jubenial: La plataforma para que tu experiencia en el sector inmobiliario sea exitosa y llena de oportunidades.

Existen muchas alternativas al plan de pensiones que pueden ser más rentables y flexibles para las personas que buscan revalorizar su pensión. La pensión no contributiva segunda vivienda es una de ellas, y puede ser una buena alternativa para aquellas personas que tienen una segunda vivienda en propiedad y no superan determinados límites de renta.
En Jubenial, te ofrecemos una solución moderna y eficiente, con el fin de ayudarte a evitar errores al invertir en inmuebles para alquilar. Es por esto que,  tenemos disponible una variedad de servicios para inversores para que puedas obtener la rentabilidad que deseas para tu vivienda o propiedad.

Índice

Otras entradas que podrían interesarte

¿No tienes cuenta? Crea una aquí

× ¿Cómo puedo ayudarte?