Venta con alquiler vitalicio: guía completa para entender esta operación

Venta con alquiler vitalicio guía completa para entender esta operación

La venta con alquiler vitalicio o garantizado se ha convertido en una de las opciones financieras más demandadas entre las personas mayores de 65 años que quieren vender su vivienda, pero seguir viviendo en ella. Pero, ¿en qué consiste esta solución? En esta guía vamos a profundizar sobre esta transacción para entenderla mejor, conocer sus ventajas y todos los aspectos a tener en cuenta.

¿En qué consiste la venta con alquiler vitalicio?

Esta solución es una alternativa para obtener liquidez sin tener que abandonar la vivienda. Es decir, se vende la propiedad a un comprador con el compromiso de que el vendedor siga residiendo en esa vivienda durante el resto de su vida. A cambio de este acuerdo, el comprador paga un precio reducido, en comparación con el precio del mercado, por la propiedad y recibe ingresos de alquiler hasta el fallecimiento del vendedor.

Esta operación se conoce a nivel internacional como ‘sale and leaseback’ y permite que las personas mayores obtengan la liquidez que les reporta la venta y seguir viviendo en su casa a cambio del pago de un alquiler por el tiempo que se considere oportuno (si fuera una venta con alquiler temporal) o hasta el fallecimiento.

Una fórmula muy flexible que tiene numerosas ventajas tanto para el vendedor como para el comprador.

Ventajas de la venta con alquiler vitalicio

Desde el prisma del vendedor, el principal beneficio es la liquidez inmediata y es que en el momento de la operación se adquiere un importante capital por la venta de la propiedad. Unos fondos que, por lo general, las personas jubiladas destinan a mejorar su calidad de vida y a cubrir gastos. Así como a tener una mayor independencia y autonomía en un momento en el que se reduce el estrés financiero.

Por otro lado, la posibilidad de continuar residiendo en la vivienda habitual tiene gran valor, ya que proporciona la tranquilidad y seguridad de mantener el mismo estilo de vida, en la misma zona y en el mismo ambiente.

El vendedor encuentra otra ventaja en no tener que preocuparse por los gastos de mantenimiento de la vivienda y en reparaciones mayores que, como se trata de un alquiler, pasan a ser responsabilidad del nuevo propietario.

Por su parte, el nuevo propietario se beneficia de adquirir una vivienda a un precio reducido en comparación con el valor del mercado. Además, es una persona que piensa en inversiones a largo plazo y tiene en cuenta el potencial del valor que va a tener la propiedad con el tiempo.

De la misma manera, los ingresos regulares que va a recibir el alquiler vitalicio que paga en vendedor suponen una gran ventaja para el comprador.

Pasos para realizar una venta con alquiler vitalicio

La venta con alquiler garantizado es muy versátil, por lo que se puede convertir en una gran alternativa para las personas mayores de 65 años. En Jubenial te compartimos los pasos para realizar en esta operación:

  1. Evaluar la propiedad. Se debe realizar una tasación de la vivienda para determinar su valor de mercado.
  2. Negociar los términos y fijar el precio de venta y de alquiler. Se deben acordar los términos del contrato, incluyendo el precio de venta, el importe del alquiler y las responsabilidades de mantenimiento.
  3. Formalización del contrato. Una vez aceptada la oferta, se elabora un contrato detallado con la ayuda de profesionales que asesoran y acompañan en todo el proceso, para incluir todas las cláusulas acordadas con anterioridad. El contrato se firma ante notario.

 Venta con alquiler vitalicio en Jubenial

Este producto destinado a mayores de 65 años, en el que el vendedor no asume gastos de tasación, notaría y registro, en Jubenial se puede realizar con un proceso rápido y sencillo, que detallamos a continuación desde la perspectiva del vendedor:

  1. Recibe una oferta por el inmueble. Los inversores o compradores harán una oferta preliminar del inmueble basándose en el valor estimado del mismo y las edades de los propietarios y cónyuges.
  2. Tasación del inmueble. Cuando al vendedor le interesa la oferta preliminar, el siguiente paso es tasar el inmueble de forma oficial sin coste alguno.
  3. Oferta. El tercer paso es recibir una oferta vinculante y una vez aceptada, se solicitará fecha en notaría mientras se realiza la redacción de los contratos.
  4. Por último, tras la firma en notaría, el vendedor recibirá el dinero acordado, y se creará la bolsa de alquiler.

¿Quieres saber más sobre la venta con alquiler vitalicio? Conoce todos los detalles y obtén una valoración gratuita haciendo clic aquí.

Índice

Otras entradas que podrían interesarte

¿No tienes cuenta? Crea una aquí

× ¿Cómo puedo ayudarte?